Buscar
  • Albert Pi

Cambiar la educación para cambiar el mundo


El psiquiatra chileno Claudio Naranjo nos sorprendió a todos y todas con este libro presentando esta idea tan sencilla, pero a la vez tan brillante. La única manera viable de cambiar el mundo es a través de una transformación educativa.


Se ha visto históricamente como ideologías políticas con muy buenas intenciones acaban creando gobiernos similares a sus opositores. Naranjo nos dice que ésto sucede debido a que las personas que llegan al poder no se han transformado, no están “limpias de corazón”. He visto muchos ejemplos de personas que predican en ideas de igualdad, de compartir y en su casa actúan de forma agresiva y egoísta.


Y estas ideas están muy bien, pero si quieres cambiar el mundo comienza por tu casa. El problema de los líderes políticos que querían cambiar el mundo es que no han limpiado su casa antes de querer limpiar el mundo. No podemos gestionar un país bien si no sabemos gestionar nuestra vida ni nuestra familia.


Naranjo nos comenta que hay dos maneras de realmente crear un mundo mejor, pero una es viable y la otra no. La que no es viable es que los adultos pasen un proceso de transformación personal, un proceso de sanación. Esto puede suceder a través del autoconocimiento y/o también con la psicoterapia. El problema reside en que no puedes obligar a todo el mundo a pasar por este proceso.


La segunda manera es la educación, y esta si que es viable. Transformar el sistema educativo nos permitirá crear generaciones de personas completas y felices. Y una persona feliz no es agresiva ni crea guerras en el mundo, son condiciones antagónicas. Como hemos visto, no hablamos de cambiar sino de transformar. El sistema educativo no precisa de cambios sino de una transformación. No se necesita evolucionar sino revolucionar.


¿Y dónde reside la magia de esta idea? El psiquiatra chileno dedicó los últimos años de su vida a promover la transformación educativa. Y no se necesita ni tecnología ni grandes inversiones para hacer esto. Él hablaba simplemente de temas como educar el amor. Si todos y todas supiéramos AMAR en mayúsculas, seguramente las desgracias de este mundo desaparecerían en proporciones inimaginables.


La educación emocional promueve la emancipación y el empoderamiento de la persona. Supone educar en el amor, educar el corazón. Seguramente la educación emocional es una de las piezas más importantes para cambiar el mundo.

“La educación es el arma más poderosa para cambiar el mundo”

Nelson Mandela

23 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo